Pasaje nº 1,7 (2001): “La meto en la moto”. Ilustraciones.


Portada de Pasaje 1,7: Keko Godoy.

El número 1,5 se lo hicieron Kb y Blasco DeGamma, pero en el nº siguiente volví a preparar cositas.
Primero con una colaboración con Blasco de Gamma en su serie “Las aventuras galácticas de Jaime de Funes y Arantxa Mirantes”. Esta versión cómica y cósmica de Roberto Alcazar y un Pedrín con nombre de chica fue creada por el propio Blasco de Gamma y Elier Ansgaard. Blasco se mantuvo siempre a los guiones, pero por los dibujos desfiló casi todo el mundo: Kb, Elreydespaña, David La Peña y, en este número, yo mismo. Más adelante, ya lo veremos, Velasco Broca rodó dos episodios pilotos para una serie de televisión basada en estos personajes.
La meto en la moto, era un cómic de 4 páginas. Las dos primeras, que son las que aquí incluyo, eran una historieta convencional, y las dos siguientes unas disquisiciones experimentales y personales de Blasco de Gamma, que remito al nº en cuestión para aquel que quiera leerlas.

La meto en la moto.

La otra colaboración que hice para este número consistió en una serie de ilustraciones de un abuelo que va haciendo de presentador y guía en el fanzine casi al estilo antiguo de los cómics de terror de la E.C. o la Warren. En realidad eran unas copias que había hecho de fotos de alguna revista en las que intentaba imitar un poco el estilo de entintado del maestro Alberto Breccia en su versión del Eternauta, que acababa de leer por entonces. Me gusta especialmente el último dibujo. Kb, cuando estuvo en mi casa durante el salón del cómic revolvió en mis dibujos y se quedó éstos para meterlos en el fanzine. De hecho, casi cada vez que aparecía Kb por casa acababa llevándose algún dibujo para ilustrar nuestras movidas. Me encantaba ver como esos dibujos a los que muchas veces no daba gran importancia se transformaban en ilustraciones de algo. Los diálogos del abuelo, por cierto, son de Kb.

La portada de este número va a cargo de mi admirado Keko. No es uno de sus mejores dibujos pero es curioso, un poco diferente de lo que suele hacer.